Todas las entradas etiquetadas como

Hambre de cine

Ha sido un verano duro para Id al cine malditos. Durante semanas se han sucedido los estrenos tristes y aunque me proponía seguir sacando reseñas la verdad es que El llanero solitario con un cada vez más insulso Johnny Depp o Lobezno inmortal resultaban muy disuasorias. Podría haber hablado de Star Trek: En la oscuridad, de Expediente Warren, o de Elysium, pero realmente daban para pocas líneas y no me gusta ser una espectadora refunfuñona.

Siempre acabamos hablando de la crisis del cine, de que en España la taquilla es un desastre, de que el pirateo es el rey y precisamente el gran Forges hace unos días hizo referencia a esto en su viñeta de El País. Nos lamentaremos de su cierre cuando ya sea demasiado tarde. Por suerte aún quedan reductos; este verano el cinestudio D’Or, clásico donde los haya, ha tenido gran afluencia, con sus precios imbatibles para ver dos películas recientes. Yo me propongo compensar en los próximos meses. A muchos nos gusta septiembre también porque para el cine es comienzo de temporada interesante. Es época de festivales, primero el de Venecia y luego el de San Sebastián, a lo lejos se preparara también el de Sitges, y con ellos vienen los mejores estrenos.

Este mismo viernes llega The place beyond the pines con Ryan Gosling y Eva Mendes (pasemos por alto el lamentable Cruce de caminos que la distribuidora ha elegido como título), tenemos Mud, con Matthew McConaughey, y ojalá algún cine consiga traer The act of killing, bizarro documental que muchos críticos señalan como película del año. En las semanas que vienen nos esperan Gravity, el thriller espacial con Sandra Bullock y George Clooney que ha fascinado en Venecia, El mayordomo, con Forrest Whitaker y Oprah Winfrey, The blig ring, de Sofia Coppola, La espuma de los días, Michel Gondry adaptando a Boris Vian, La vida de Adéle, triunfadora en Cannes, El consejero, de Ridley Scott y con reparto de lujo, y La gran familia española, de Daniel Sánchez Arévalo, de la que cuentan maravillas. Así que podemos acomodarnos e ir abriendo boca, ¿no?

Con la superluna a la vista

festival-cinema-jove-2013Una de las noticias con las que hemos empezado esta semana es amarga. La taquilla del cine en España cae de manera estrepitosa. Nadie va al cine, y qué triste. Tengo la columna de los viernes, que desde su mismo título (Id al cine, malditos) aboga por la sala oscura. No sé si somos conscientes de la tremenda pérdida que sería que dejara de existir un espectáculo único. Esta es una época fatal para muchos negocios, se multiplican los gastos, el pago de la renta, seguros de coche, bodas, bautizos, comuniones, fin de curso escolar, vacaciones al caer, y todo se resiente. La playa tira y es gratis, pero hay opciones, hay ofertas que hacen que el cine no sea un lujo como muchos se empeñan en proclamar. Además ahora llegan por fin interesantes estrenos (Before midnight, la semana que viene, por ejemplo) para animar el verano y obligarnos a ir al cine al menos quincenalmente. O en un futuro cercano lloraremos.

Precisamente este fin de semana empieza en la ciudad el único festival que resiste con dinero público, el Cinema Jove. Con poco presupuesto sus organizadores intentan hacer virguerías. Quien sea atrevido y disponga de tiempo libre siempre puede hacer inmersión en las secciones oficiales de largos y cortos, aunque para todos los públicos siempre son una gozada las proyecciones paralelas. Este año podremos ver en pantalla grande y al aire libre las pelis favoritas del director Rodrigo Cortés -ese ingenioso tuitstar-. Los pájaros, de Hitchcock, Uno, dos, tres, de Wilder, Ocho y Medio de Fellini, Siete ocasiones, de Buster Keaton, o El muro, de Alan Parker, son algunos de sus clásicos. 970178_587610591259389_724974313_nY el festival también trae apetecibles cintas de culto como Drive y estrenos recientes tipo La caza, de Thomas Vinterberg o Lawrence Anyways, además de las habituales actividades paralelas.

El viernes celebramos también el Día de la Música. Hay ciudades en las que los actos son numerosos y multitudinarios, como en Madrid o recuerdo justo en estas fechas un viaje a París en el que me impresionó la cantidad de conciertos en cada rincón de una ciudad que vibraba entera por la música. Aquí vale la pena pasarse precisamente por el Instituto Francés, que estará muy animado todo el día o por el concierto que dan por la noche los de Niñamala en La Edad de Oro. Cinema Jove y Día de la Música son fechas fijas que nos avisan de que el verano oficialmente ya empieza.

Este fin de semana pasado fue de reencuentro con la familia en Oliva playa. Después de nueve meses nunca se está seguro de cómo va a ir pero nos quedamos felices y tranquilos de comprobar que todo sigue bien en Oli-Ba-Ba, que se mantienen las buenas vibraciones y la conexión entre personas y espacio. Esta temporada va a ser larga y la hemos empezado a lo grande, con buena música, novedades en OLI 2013-2cabina, buena mar, deliciosa arena, y múltiples brindis por las alegrías que vendrán. Ahora tenemos los días más largos del año por delante, el viernes comienza el solsticio y el domingo por la noche celebramos la Nit de Sant Joan, con hogueras para purificar el ambiente y dar más fuerza al Sol que a partir de ese día va perdiendo horas de nuevo. Cada uno tiene sus celebraciones importantes y su manera de festejar. A mí de repente me parece bonito darle su espacio a un ritual como éste, de conexión con la naturaleza, de bienvenida a la nueva estación, que este año llega acompañada por una luna llena esplendorosa y especial, más grande y más cercana a la Tierra de lo habitual (aquí la explicación). Un espectáculo para dejarse deslumbrar.