LBV singular

Mar

This post has already been read 13 times!

Mar, ingeniera emigrada a Noruega nos cuenta sus placeres, repartidos entre su tierra, Valencia, y el tranquilo pueblecito en el que vive ahora. Los desayunos tranquilos, visitas a los mercados locales, la bici, la nieve, …y de cuando en cuando, escanear la revista ¡Hola!

1. ¿Qué rutinas te hacen feliz? 

Me hace feliz poder ir al gimnasio varias veces a la semana, poder estirar el cuerpo y descargar la mente. Ir en bici a estudiar y parar a saludar a la gente que conozco en el camino. Volver a casa cambiando la ruta habitual y descubrir nuevos sitios ya sea en pie o en coche. Las sábanas limpias y planchadas

2. Describe un sábado perfecto.

Despertarme no muy tarde, desayunar algo rico (preferiblemente al sol) y con un periódico (preferiblemente en papel). Cuando vivía en Valencia solía ir al Mercado de Rojas Clemente y luego al Central, después cocinaba algo fresco que la temporada me brindaba, de postre algo dulce del Horno Raimundo. El sábado perfecto continuaría con una siesta y, tras consultar la cartelera o la agenda de conciertos acercarme a cualquiera de los clásicos de Valencia disfrutar de música en directo o dejarme caer en las viejas butacas del Cinestudio D’Or, bocata en mano. Aquí en Noruega, las posibilidades son más limitadas y si hace sol no puedo dejar de ir a dar un paseo en bici o planear una escapada a algún sitio cerca. Si es invierno y hay nieve, esquiar y al volver a casa cenar muy pronto frente al fuego.

3. ¿Cómo te premias entre semana?

Donde vivo no hay muchas posibilidades así que algún día a la semana vuelvo pronto a casa y cocino algo más elaborado.

4. ¿Cuáles son tus guilty pleasures

¡Tengo muchos! La música muy chunga pero que me despierta y me hace correr cual Forest Gump, las películas de adolescentes americanos después de comer, cantar Ana Belén en la ducha, devorar el Hola cada vez que voy a la peluquería…

5. Un descubrimiento que quieras compartir.

En Valencia, la pastelería Raimundo en la calle Angel Guimerá en mi top ten del BBB. En Noruega, mi descubrimiento ha sido la vida sencilla sin estridencias ni posibilidades de gran ciudad y la creatividad ante el presupuesto limitado.


Deja un comentario