Archivo de septiembre, 2011

Benvinguts al Cabanyal

Como cada año desde hace trece por esta época el Cabanyal abre sus casas a forasteros con la celebración del Portes Obertes. Este barrio, estandarte de la lucha ciudadana en Valencia ante los atropellos del Ayuntamiento, no se ha resignado ni mucho menos y con actividades como ésta demuestra que está muy vivo y además se da a conocer. La iniciativa ha ido creciendo con el tiempo.

No sé a quién concretamente se le ocurriría pero siempre que voy todos coincidimos en que es una idea sensacional. En la Plataforma Salvem El Cabanyal llevan tres lustros en primera fila de la lucha contra la destrucción del barrio y este acontecimiento se ha convertido en cita anual ineludible, llena de encanto y espíritu festivo. Porque si durante el año hay reuniones semanales, manifestaciones, actuaciones judiciales,… estos quinces días son para mostrar las mejores galas, para movilizarse desde el sentido lúdico, poniendo el énfasis en el orgullo de clase (sí, eso, por mucho que se empeñen, todavía existe, que lo dice hasta Warren Buffet), en la alegría de las casas (y sus magníficas terrazas), en la charrada y en la idea de compartir.

Leer más…

Cine

Un verano de cine felizmente inusual

La cartelera de cine en verano no suele ser así, como la de este año. Recuerdo otros en que tenía que tragarme saldos que las distribuidoras aprovechaban para sacar en los meses tradicionalmente más flojos de taquilla. Y digo “tenía” porque ir al cine es una de mis necesidades básicas: respirar, comer, beber,…ir al cine. Aún así es una temporada en la que siempre hay opciones complementarias en forma de Filmoteca o cines de verano. Sin embargo en 2011 ha habido un buen puñado de momentos felices en la sala oscura. Leer más…

Oli-ba-ba

A veces sobran las palabras. Me pasa con ésta. El mítico chiringuito de la playa de Oliva (la de Aigüa Blanca) que siempre había resonado y que finalmente nunca terminaba de encontrar y casi ni buscar de verdad. A final de 2010, después de una y mil vicisitudes personales proclamé que 2011 sería el año del placer. Y si lo ha sido en parte ha sido gracias al Oli-ba-ba, punto de referencia del verano. Un nuevo tótem. Leer más…

Ahora miro a las chicas con otros ojos

Sexo en Nueva York es una de las series fundamentales, precursoras de la Edad de Oro que está viviendo la televisión desde hace unos años. No estoy descubriendo nada. Lo que ocurre es que hacía tiempo que no la revisitaba.

Durante temporadas muy largas disfruté con admiración y emoción de Carrie y sus tres amigas, de los personajes secundarios, de los guiones llenos de chispa y unas localizaciones entrañables. Como la más reciente Weeds (oh, Mrs. Botwin, ilumínanos con tu blanquísima y preciosa piel), Sex & the city inició el género de series en formato de veinte minutos que no eran estrictamente comedia (de esas de toda la vida con risa enlatada) aunque muchas veces tampoco podías dejar de verla con una (refrescante) sonrisa en la cara.

Leer más…