fira llibre

Que nos devuelvan el sol

Una vez superada nuestra particular semana de Pasión podemos volver a respirar aliviados y pasar a la etapa Resurrección. Parece que a veces la meteorología se alía para acompañar nuestro ánimo empañado. Muchos en mi entorno hemos tenido una semana de nubes, ahogos y frío, y este sol que de repente ya por fin nos ilumina, devuelve la vida. Lo dicho, resurrección. Que ya es mayo y tenemos mucho pendiente antes de que llegue el verano con su despiporre.

En el Cabanyal Intim hemos vuelto a disfrutar con esas piezas teatrales y de danza en casas del barrio y en nada, la semana que viene, tenemos el planazo ineludible del Portes Obertes, una forma preciosa de conocer la zona más emblemática de la ciudad. Lo pillamos con ganas, porque se ha retrasado unos meses. Pero del fin de semana próximo, el del 10 de mayo, hablaré el martes que viene, porque viene cargadito de cosas bonitas y suculentas que nos hacen saltar. El tópico que siempre repetimos es que en Valencia no pasa nada, pero lo cierto es que ahora mismo la agenda está repleta y variada. Yo no puedo hablar de todo pero lanzo ideas. El 14 de mayo viene a La Rambleta la banda americana Low, una de las grandes. Delicados y contundentes, profundos y complejos, buenísimos. Lo digo con tiempo, para escucharlos y para poder comprar aún la entrada.

En Espai Rambleta están que no paran; preciosa la iniciativa de proyectar El héroe del río de Buster Keaton, con la música de Tórtel, El Hijo y Jordi Sapena. Esta semana de teatro también tenemos citas interesantes. En la omnipresente Rambleta, el montaje de Maridos y mujeres, de Woody Allen que ha hecho Alex Rigola. Y para echarse unas buenas risas a mí me apetece más quizá lo que tenemos en la Sala Russafa, La nóvia de Gary Cooper de Pasqual Alapont y la Dependent. Sus protagonistas, Pep Sellés y Pepa Miralles saben hacer comedia y de eso no vamos sobrados.

Y hay tradiciones que nunca faltan. En Fallas, viento para poner emoción con la estabilidad de los monumentos y en la época de la Fira del Llibre, lluvias. Todos pensamos que con estos primeros días de tormentas ya ha habido suficiente y vamos a tirarnos a la calle. El parque de Viveros ahora está más verde y resplandeciente que nunca y en las casetas de nuestros libreros -esa especie que se resiste a la extinción- todos podemos encontrar algo suculento, se llame Grey o se llame poeta decadente. Entre las numerosas firmas y coloquios yo aquí os propongo que os acerquéis el domingo a las 14h a conocer a Carme Manuel, una profesora de la Universitat de València especialista en literatura norteamericana, que presenta su primera novela, Llanceu la creu. Una mujer con sangre en las venas, que para personas que pasan de puntillas por la vida ya tenemos bastantes.


Deja un comentario