Turistas_

Películas con mala sombra

Igual que en la vida te encuentras con personas que tienen muy mala sombra, también hay películas que resultan así, que tienen mala pata, y si no te pillan en un día muy fino la impresión puede ser desastrosa. A veces pueden ser incluso grandes films de directores consagrados; por ejemplo me pasó con Jo, qué noche de Martin Scorsese, por nombrar el caso más paradigmático. Y hace unos días me ocurrió con Turistas (Sightseers) de Ben Wheatley, de la que había oído maravillas, que si una gran comedia, que si amor, que si acidez. Sí, desde luego mucha acidez tiene, tanto que los protagonistas me parecieron odiosos ya en el primer cuarto de la película.

Elegí ésta entre toda la cartelera por la cantidad de estrellas que le ponían críticos a los que respeto, como Jordi Costa, y tantos comentarios elogiosos. El humor negro me entusiasma, aquí solo encuentro mala baba y es una de esas ocasiones en que me siento al margen. El dúo protagonista, Alice Lowe y Steve Oram, son cómicos que ya manejaban estos personajes marginales por la escena inglesa y Wheatley consideró que ahí había una película. Está bien hecha e interpretada, y parejas sanguinarias en el cine las ha habido siempre, algunas fascinantes, como Bonnie and Clyde, así que no es por remilgos morales, puede ser una historia como cualquier otra, pero ésta me pareció insoportable.

Con el atrezzo de la lucha de clases de fondo y una estética feísta mucho más allá del sello Mike Leigh, vamos viendo las andanzas de estos dos por los museos más insospechados de toda Gran Bretaña mientras se quitan de en medio a todo el que se atreve a decirles algo que no les viene bien. Todo es una  venganza por las injusticias supuestamente sufridas en sus grises existencias, como si ellos no fueran responsables ni dueños de su vida. “Yo solo quiero ser temido y respetado”, dice el protagonista en un momento del film dando una idea del carácter enfermizo del sujeto. Id al cine malditos es una columna concebida para alentar el deseo de ver cine, pero no siempre hay suerte. Hay películas que simplemente estás deseando que acaben.


Deja un comentario