No apartes la mirada de la venda que cubre la herida pues por ahí te entrará la luz.

Rumi

Deja un comentario