Cine

Los Globos de Oro más cerca que nunca

Bueno, lo de “de cerca” es una manera de hablar. No estaba pimplando con los actores en la sala pero por primera vez en mi vida, y van muchas galas a mis espaldas, la he visto en el mismo huso horario, sin sufrimientos (con gusto), sin tener que ir a trabajar o a clase (años ha) con ojeras y la euforia que traía el trasnochar.

Twitter lo hace diferente
Este año me he desternillado de risa con @gastronfo y todo lo que iba leyendo en twitter. Muy divertidos han sido también: @Yonomeaburro, @thelinster, @JulietteLewis y @gbelinchon.
Conclusión: Con twitter aún más diversión pero también más estrés.

Ricky bluff
El presentador Ricky Gervais había prometido tuitear desde el backstage al estilo James Franco en los Oscars el año pasado pero nada de nada. Todos están de acuerdo en que ha sido una actuación decepcionante la suya. Personaje desinflado de repente y ya no más #RickyGervaisForPresident.
Lo mejor de su actuación ha sido el monólogo inicial, a partir de ahí ha desaparecido, literalmente.

Lo más cargante: El empacho de agradecimientos a Harvey Weinstein, el todopoderoso capo de Hollywood. Apodos: The punisher (el castigador), God (Dios), The boss (el jefe)… Es el que mueve los hilos en Hollywood y siempre consigue que “sus” películas estén en los Oscars. Este año le toca a The Artist.

Las series del momento: Homeland, pedazo de serie dramática con el paisaje de fondo de la guerra en Afganistán y Modern Family como saludable comedia.

Momento de alegría juvenil: El premio para Claire Danes por su impresionante interpretación en Homeland. En 1995 ya lo recibió por esa gran serie de culto que fue My so called life –estrenada en España por Canal Plus como Esta es mi vida-. Angela Chase sigue ahí y ha crecido muy bien. No tiene una larga lista de trabajos pero elige con mucho cuidado.

Las más guapas: La mujer de Ewan McGregor, Rooney Mara, nominada por la apabullante versión de Millenium que ha hecho David Fincher (con un estilazo nada evidente, sin pendientes y con coleta), Jessica Chastain, Viola Davis, Angelina Jolie y Jessica Biel.

Los más guapos: Michael Fassbender, pese a que solo se le ha visto al final de la gala, y Ewan McGregor.

Lo más cantado: Christopher Plummer arrasa este año en todos los premios a Mejor Actor de Reparto, con permiso de los enormes Kenneth Branagh de My week with Marilyn y Albert Brooks de Drive.

Lo más atrevido: La broma de Clooney al recoger su premio y nombrar la envergadura de Michael Fassbender que aparece en Shame en toda su desnudez.

Lo más ácido: La respuesta de Madonna a la broma que sobre ella ha hecho Ricky Gervais al introducirla para el premio a Mejor Película Extranjera como “casi virgen”. Eso sí, ella se ha tirado al rollo diciendo que las películas que marcaron su adolescencia, en un pueblo perdido de Michigan, eran las de Truffaut, Visconti y cia. Sí, claro.

Lo más divertido: El premio a Modern Family como Mejor Comedia en televisión y ver el numerito de Sofía Vergara, payasa donde las haya, haciendo el discurso en español. No hay que perderse su twitter. Oír cómo habla en inglés no tiene precio.

No por usual deja de ser estupendo: Ver a Kate Winslet recoger premios uno y otro año –éste era por la miniserie Mildred Pierce de la HBO, estrenada en España por el Plus- y dar discursos con su característico acento inglés y respiración entrecortada.

El desaparecido: Ryan Gosling, doblemente nominado por The ides of March (peliculón político made in George Clooney) y Crazy stupid love (comedia muy muy ligerita). Ausente según dicen por rodaje en Tailandia. ¡Se le ha echado de menos!

Expediente X: George Clooney y sus novias, todas clones de la anterior, incluso si varían de color de pelo de morena a rubia, todas son arquetipos del ‘nada por aquí, nada por allá’. Ahí, detrás de ese hombre tan encantador e inteligente hay una jugosa biografía que escribir, centrada únicamente, por favor, en su –intuyo- extrañísima vida amorosa. For sure.

Otro Expediente X más particular: ¿Qué le ha pasado en la cara a Piper Perabo? Primero conocida por El bar Coyote, tan fresca en Lost & delirious e Imagine me & you y ahora irreconocible, no sé muy bien determinar por qué.

Lo más grimoso: Ben Kingsley (él siempre lo suele ser en sí mismo, con su empalamiento y su rollo “soy Sir”) y su apegada novia –o-lo-que-fuera. Get a room!

Lo más injusto: Kelsey Grammer derrotando al insuperable Bryan Cranston de Breaking bad. El rostro del primero en el momento de anunciarse las nominaciones era la viva imagen de la mezquindad. Vale, es el inolvidable Frasier Crane pero…nadie querría conocerlo en su vida real. Incluso Juliette Lewis decía esto en su twitter.

La más deportiva: Jodie Foster encajando con humor y muecas la broma del monólogo inicial de Ricky Gervais sobre su ‘beaver’ (tradúzcase como castor o derivados genitales). En otro momento de la gala hemos podido ver a sus hijos pelirrojos y dicharacheros.

Lo más descafeinado: El premio a Matt LeBlanc como Actor de Comedia en Televisión por Episodes. Era Joey de Friends y siempre lo será. Lo demás, sintiéndolo mucho, ni fu ni fa.

Entrañable pareja que se repite: Michelle Williams acude a todas las entregas de premios con Busy Philipps, amiga desde los tiempos de Dawson crece. Michelle es una de las grandes ya, con todo lo pequeña que es. Grande interpretando con sensibilidad extrema a Marilyn Monroe en My week for Marilyn (voto por el Oscar para ella, con permiso de Meryl –señora- Streep), y grande con su estilazo y su discreción. Lástima de Heath Ledger que se quedó por el camino.

El más serio: Leonardo DiCaprio, todo estirado, que no sonríe ni ante bromas o halagos. Cada vez es mejor actor pero no tiene que estar reñido con un poquito de sentido del humor, hombre.

Muy celebrado: El premio a Peter Dinklage por Game of Thrones, aunque tenía un oponente de envergadura como Guy Pearce por Mildred Pierce.

El mejor discurso: El de Meryl Streep recordando otras grandes actuaciones femeninas de este año incluso las que no estaban nominadas como la de Mia Wasikowska por Jane Eyre (un aplauso, por favor) y Adepero Oduye por Pariah, que se acaba de estrenar en Estados Unidos. Año impresionante en interpretaciones masculinas y femeninas.

Estupendas siempre porque ellas lo son: Tina Fey y Amy Phoeler, nominadas,  perdedoras y divertidas; Tilda Swinton, atrevida como ninguna en su estilismo; y Jessica Lange recogiendo premio por American Horror Story tras la ruptura con Sam Shepard. En este apartado normalmente hubiera aparecido Charlize Theron, belleza y pedazo presencia, sin embargo desde que vi Young Adult no puedo evitar identificarla un pelín con su personaje mala baba y me produce cierto rechazo. Sorry.

La verdadera pelea de la gala: La lucha de estilos que es ver actores y actrices con una color de piel subido por los UVA o el maquillaje (Rob Lowe o Elle McPherson) y a su lado la elegancia de la palidez y la salud en los rostros de Evan Rachel Wood o Michelle Williams. Del bótox y la cirugía, pellejos reunidos, ni hablamos.

Hay que prepararse para: la avalancha de premios a The artist. Todos los años hay una película de la que te saturas, este año es esta. Con suerte habrá mucho reparto en los Oscars con The descendants y The help.

Suyo es el cine del futuro: Michael Fassbender, Michelle Williams, Carey Mulligan, Jessica Chastain, Ryan Gosling, Emma Stone, Rooney Mara, Mia Wasikowksa. Da igual que se lleven premios o no, que los nominen al Oscar el próximo 24 de enero, las grandes películas, las grandes actuaciones perduran y lo demás son añadidos. Si no pensemos en premiados fuera de lugar como Reese Witherspoon o Angelina Jolie en su momento.

Mi propuesta de presentador para 2013: Jimmy Fallon. Este tipo es muy divertido.

Y para terminar, aquí un repaso exhaustivo por Premios Oscar y el mejor seguimiento en vivo por el New York Times.


1 comentario

  1. Graaaacias por tu resumen. Se agradece para aquellos que dormiamos mientras pasaban estas cosas. Lo he leido tomándome el café matutino. :)

    Me he dado cuenta de que me tengo que poner al día con muchas pelis y series.
    Pero Tyrion Lannister for the win! :)

Deja un comentario